CERYA | José Benitez #2505, Obispado, Monterrey, Nuevo León.

Resección de pólipos por endoscopia

¿Qué son los pólipos del colon?

Los pólipos son tumores benignos que involucran el revestimiento de los intestinos (tumores no cancerosos o neoplasias). Se pueden encontrar en varias ubicaciones del tracto digestivo pero son más comunes en el colon. Su diámetro varía desde menos de cuarta pulgada (0.6 cm) hasta varias pulgadas. Parecen pequeñas protuberancias que crecen en el revestimiento del intestino y sobresalen por el lumen (cavidad de los intestinos). En ocasiones crecen en un “tallo” y parecen hongos. Algunos pólipos también pueden ser planos. Muchos pacientes tienen varios pólipos dispersos en distintas partes del colon. Algunos pólipos pueden contener pequeñas zonas cancerígenas, si bien la gran mayoría no presentan esta complicación.

¿Cuán comunes son los pólipos del colon? ¿Qué los causa?

Los pólipos son muy comunes en los adultos, cuyas probabilidades de sufrir pólipos aumenta con la edad. Si bien no son frecuentes en personas de 20 años, se estima que una persona promedio de 60 años de edad, sin factores de riesgo especiales para contraer pólipos, tiene un 25 por ciento de probabilidades de tener un pólipo. No sabemos qué causa los pólipos. Algunos expertos creen que una dieta alta en grasas y baja en fibras puede predisponer la formación de pólipos. Además, puede existir un riesgo genético de desarrollar pólipos.

¿Cuáles son los riesgos conocidos para desarrollar pólipos?

El mayor factor de riesgo para desarrollar pólipos es ser mayor de 50 años. Un historial familiar de pólipos de colon o cáncer de colon aumenta el riesgo desarrollar pólipos. Además, los pacientes con un historial personal de pólipos o cáncer de colon están en riesgo de desarrollar nuevos pólipos. Incluso, existen algunos síndromes poco frecuentes de pólipos o de cáncer que se dan en las familias y que aumentan el riesgo de que los pólipos se desarrollen a edades más tempranas.

¿Existen distintos tipos de pólipos?

Existen dos tipos comunes: pólipo hiperplásico y adenoma. El pólipo hiperplásico no presenta riesgo de cáncery, por lo tanto, no es tan significativo. Por otro lado, se cree que el adenoma es el precursor (origen) de la mayoría de los cánceres de colon, aunque la mayoría de los adenomas nunca se convierten en tumores malignos. La histología (observación del tejido en el microscopio) es la mejor manera de diferenciar entre pólipos hiperplásicos y adenomatosos. Si bien es imposible saber qué pólipos adenomatosos se convertirán en tumores malignos, los pólipos más grandes son los que tienen más probabilidades de convertirse en estos tumores y algunos de los más grandes (los mayores de 1 pulgada – 2.5 cm) pueden ya contener pequeñas áreas de cáncer. Debido a que el médico no puede estar seguro del tipo de tejido por la apariencia del pólipo, los médicos generalmente recomiendan eliminar todos los pólipos que se encuentren durante la colonoscopia.

¿Cómo se encuentran los pólipos?

La mayoría de los pólipos no causan síntomas. Los más grandes causan sangre en la materia fecal, pero hasta éstos por lo general esto son asintomáticos. Por lo tanto, la mejor manera de detectar pólipos es examinar a personas que no tengan síntomas. Están disponibles otras varias técnicas de examen: analizar muestras de materia fecal en busca de sangre, realizar una sigmoidoscopia para ver el tercio inferior del colon, o usar una prueba radiológica tal como un enema de bario o una colonografía TC. Si una de estas pruebas encuentra pólipos o hace sospechar de la existencia de éstos, por lo general su médico recomendará una colonoscopia para eliminarlos. Debido a que la colonoscopia es la manera más precisa de detectar pólipos, ahora muchos expertos recomiendan este estudio como método de examen a fin de eliminar, durante el mismo procedimiento, los pólipos que se encuentren o que se sospechen existan.

¿Cómo se eliminan los pólipos?

La mayoría de los pólipos qu